Language: EN | ES

La infancia temprana es un período de grandes cambios en el desarrollo, sentando las bases para el aprendizaje y el desarrollo posteriores.

Más de 50 años de investigación demuestran los efectos positivos de los programas de educación de alta calidad para la infancia temprana en la preparación para la escuela y los resultados a largo plazo. Si bien existen muchos tipos de programas y entornos para preescolar en los Estados Unidos, el plan de estudios para preescolar es una de las herramientas fundamentales para garantizar que los niños experimenten entornos de aprendizaje temprano que fomenten la alegría y la reafirmación, además de ofrecer oportunidades de aprendizaje enriquecedoras.

Si bien los programas para preescolar de la actualidad ofrecen entornos acogedores, sus planes de estudios no fomentan el aprendizaje de los niños en las áreas de matemáticas, alfabetización temprana y ciencias, ni tampoco otorgan los apoyos necesarios para fomentar el bilingüismo emergente de los aprendices de varios idiomas.

HALLAZGOS CLAVE

  • icon

    Los Estados Unidos tienen una amplia variedad de programas para preescolar, desde el cuidado en un centro, como los programas para preescolar, de educación inicial y Head Start, hasta los programas en el hogar financiados a través de varias fuentes, lo que incluye clases particulares, subvenciones de fundaciones y financiamiento público.

  • icon

    Aproximadamente un tercio de los niños pequeños en los Estados Unidos crecen expuestos a más de un idioma en el hogar y podrían considerarse políglotas.

    Alrededor de un tercio de los niños en Head Start son aprendices de varios idiomas, que hablan más de 130 idiomas. Sin embargo, solo el 15 % de las fuerza laboral para la educación y el cuidado en la infancia temprana habla varios idiomas.

    La competencia plena en ambos idiomas se asocia con beneficios cognitivos, culturales, sociales y económicos. Sin embargo, la mayoría de los estados, distritos escolares y programas locales aún deben desarrollar un procedimiento para la identificación precisa de aprendices de varios idiomas, rara vez proporcionan instrucción en dos idiomas, y tienen pocos educadores bilingües en educación para la infancia temprana calificados para apoyar el desarrollo de idiomas en el hogar o proporcionar instrucción en dos idiomas.

  • icon

    Los niños que participan en los programas de alta calidad para preescolar suelen tener mayores logros educativos, beneficios y mejores resultados de la salud, además de que son menos propensos a involucrarse en el sistema judicial penal siendo adultos que aquellos que no se inscriben en el preescolar.

  • icon

    Rechaza las falsas dicotomías en la educación temprana que limitan las perspectivas sobre el plan de estudios y sus posibles beneficios.

    Muchas discusiones tienden a expresar problemas como tensiones entre dos alternativas exclusivas mutuamente, tales como jugar contra academia o enseñar contenidos contra enseñar al “niño como un todo”. Educadores y desarrolladores necesitan ir más allá de dicotomías en estos temas complejos desde un pensamiento o/o a aceptar un pensamiento ambos/y.

  • icon

    Los planes de estudios más efectivos no siguen un método universal.

    La mayor parte de los programas para preescolar, incluidos Head Start y los programas estatales para preescolar, utilizan planes para preescolar integrales, generalmente requeridos por sus organismos de financiación, que intentan abordar todos los dominios del aprendizaje y el desarrollo de los niños. Sin embargo, se han estudiado los programas más utilizados y se halló que son significativamente menos efectivos que los planes de estudios lúdicos y específicos del área para mejorar los resultados académicos y socioemocionales de los niños en las áreas abordadas.

El panorama del preescolar


La complejidad del sistema actual para la infancia temprana y la diversidad de opciones de programas generan una gran variabilidad en las experiencias de preescolar de los niños.

Muchos niños de comunidades históricamente marginadas, es decir, niños de color, latinos e indígenas; aprendices de varios idiomas; niños con discapacidades y aquellos que viven en la pobreza, son menos propensos a acceder a estas oportunidades de aprendizaje de alta calidad. Cuando estos niños sí acceden al preescolar, es más probable que se inscriban en programas con financiamiento insuficiente y tengan maestros menos calificados.

El plan de estudios para preescolar es fundamental para definir la calidad de la enseñanza, los procesos del aula y el aprendizaje temprano de los niños durante su desarrollo. El plan de estudios identifica lo que se debe enseñar, el contenido que los niños deben aprender, los objetivos para el aprendizaje y el desarrollo de los niños, las estrategias de enseñanza intencional y los materiales necesarios para la enseñanza.

La visión para los planes de estudios de alta calidad para preescolar


La visión del comité con respecto al diseño de planes de estudios de alta calidad para preescolar considera las experiencias de aprendizaje a las que accede cada niño, las distintas oportunidades de experimentar un contenido atractivo que pueda fomentar su curiosidad y deseo de aprender y las formas en que se puede adaptar el aprendizaje para apoyar al niño y a sus necesidades individuales.

Un plan de estudios de alta calidad para preescolar debe:

  • incorporar las perspectivas, experiencias, culturas, idiomas, fortalezas y necesidades de una gama diversa de niños, familias y entornos laborales;
  • incluir contenido diverso y significativo que se centre en la participación del niño y su poder;
  • incluir experiencias de aprendizaje cuidadosamente diseñadas, estrategias de enseñanza receptiva intencionales, objetivos y resultados claramente definidos, evaluaciones formativas integradas y diferenciación en función de los niveles de aptitud, los contextos culturales y lingüísticos, los intereses y las disposiciones de los niños;
  • tener un alcance y una secuencia que sigan las formas de pensar y aprender de los niños con trayectorias de aprendizaje avaladas por investigaciones, que sean reafirmantes a nivel cultural y lingüístico y que incluyan apoyos efectivos para los niños con discapacidades; y
  • demostrar efectividad para generar resultados positivos en la escuela y en la vida de los niños y las familias a los que se pretende llegar.

Recomendaciones clave

  • PLANES DE ESTUDIOS PARA PREESCOLAR INSPIRADOS EN LA EQUIDADGuía para el diseño, la elaboración, la selección y la implementación de contenido
    • En los próximos 5 años:
      • Las agencias federales, los formuladores de políticas del estado y del distrito escolar, las fundaciones y los financiadores, los editores y los educadores de maestros deben apoyar la revisión de los planes de estudios existentes y la elaboración de nuevos planes de estudios que se alineen con la visión del comité.
      • Los líderes del programa deben pasar a adoptar e implementar planes de estudios avalados por evidencia que, cuando se integren consistentemente, apoyen el aprendizaje y el desarrollo de todos los niños y aborden los resultados como la creatividad, la identidad positiva, la curiosidad y el bilingüismo emergente de los niños.
      • Los investigadores y los diseñadores de los planes de estudios deben alentar el desarrollo y la evaluación de criterios y parámetros adecuados para evaluar los resultados y los sesgos raciales, culturales, lingüísticos y aquellos relacionados con las capacidades.
      • Los financiadores deben apoyar la elaboración de nuevas medidas de asignación, o la revisión de las medidas existentes, que se alineen con la visión del comité y tengan en cuenta el papel que desempeña el sesgo (p. ej., raza, idioma, cultura, situación de discapacidad) y abarquen todo el rango de resultados y experiencias significativos de los niños.
    • Desde el inicio, los diseñadores de planes de estudios, junto con los investigadores y los educadores de maestros, deben elaborar planes de estudios y materiales de apoyo en español, inglés y otros idiomas que hablen normalmente los niños en su hogar y sean diferentes al inglés.
  • MOTIVACIÓN PARA EDUCADORESApoyos y desarrollo profesional para la implementación de un plan de estudios equitativo y efectivo
    • Los diseñadores de planes de estudios deben incorporar recursos y estructuras que ayuden a los maestros a obtener conocimientos sobre estrategias y prácticas de enseñanza efectivas, lo que incluye reforzar el conocimiento del contenido y entender cómo se puede apoyar el pensamiento y el aprendizaje de los niños. Además, deben ofrecer apoyos escalonados, elaborados en conjunto con los investigadores y los educadores de maestros, que aumenten las probabilidades de integrar de manera efectiva a los niños con discapacidades en los entornos de educación general para la infancia temprana y, a su vez, atiendan efectivamente sus necesidades de desarrollo únicas y fomenten las relaciones sanas entre pares.
    • Los educadores de la infancia temprana deben colaborar con las familias para elaborar, en conjunto, componentes curriculares que sean significativos y relevantes para todos los niños de la clase; elevar auténticamente el rol de las familias para apoyar el desarrollo de los niños; reconocer la diversidad y el valor de las prácticas familiares e integrar estas prácticas siempre que sea posible; honrar sus idiomas, culturas, creencias, tradiciones y talentos, y solicitar estos recursos en el aula. 
    • Los líderes del programa y los formuladores de políticas deben garantizar que los educadores reciban desarrollo profesional y capacitaciones habituales en el aula, además de que accedan a los materiales necesarios para la implementación de los planes de estudios basados en la evidencia.
  • INVERSIÓN EN LA EQUIDADMecanismos de financiamiento, estrategias políticas e innovaciones para apoyar la selección y la implementación de planes de estudios efectivos para preescolar
    • El Departamento de Educación de los EE. UU., en conjunto con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. y las agencias estatales de educación para la infancia temprana, deben:
      • crear una red de investigación-práctica-sociedad de diversos investigadores y programas para la infancia temprana;
      • crear un sistema de datos para capturar información sobre los planes de estudios que se utilizan en los programas;
      • alinear los parámetros de calidad, las mediciones y los sistemas de calificación con la nueva visión de los planes de estudios y las prácticas asociadas;
      • incentivar la adopción y el uso de planes de estudios de alta calidad que se alineen con la nueva visión; y
      • ofrecer apoyos para la mejora de la calidad y recursos que aborden la equidad y las brechas en la inclusión.
    • Cuando se adopten e implementen los planes de estudios alineados con la visión del comité, las agencias estatales y locales para la educación y el cuidado en la infancia temprana y las instituciones de educación pública deben:
      • formular políticas, ofrecer asistencia técnica y financiar el desarrollo profesional continuo de educadores, además de abordar los altos índices de rotación de personal que se experimentan en los programas para la infancia temprana de todo el país; e
      • identificar oportunidades para ampliar el acceso de los niños a las escuelas, las comunidades y los programas que implementen estos programas de estudios y prácticas asociadas.
  • CERRAR LA BRECHA DEL CONOCIMIENTOCreación de una base empírica para fomentar el desarrollo y la implementación del plan de estudios
    • En los próximos cinco años, los editores deben recopilar y aportar evidencia rigurosa y significativa de los resultados académicos y del desarrollo a corto y largo plazo para todos los niños, con especial énfasis en los niños de color, latinos, indígenas, asiáticos y de las islas del Pacífico; los aprendices de varios idiomas; los niños con discapacidades y los niños que viven en la pobreza. También deben documentar las experiencias de los niños desde el jardín de infantes hasta el 2° grado y determinar si hay coherencia en la visión curricular a lo largo de la transición desde el preescolar hasta estos primeros grados.
    • Los investigadores deben seguir realizando evaluaciones rigurosas de los enfoques curriculares, además de investigaciones de implementación, para evaluar la medida en que los planes de estudio fomentan el desarrollo y el aprendizaje holísticos y sanos de los niños.
    • En los próximos 5 a 10 años, las agencias federales, los estados y la filantropía relevantes deben invertir en investigaciones continuas con el fin de elaborar sistemas de implementación que respalden la transición a planes de estudios basados en evidencia que sean prácticos y accesibles.
  • Un programa de investigación

    El informe exige un programa de investigación integral para abordar las brechas actuales en el entendimiento de los componentes, los criterios y las características de los planes de estudios de alta calidad para preescolar.

    Para diseñar, implementar y evaluar los planes de estudios para preescolar a través de un marco equitativo, los objetivos de la investigación deben:

    • mejorar los recursos para entender y documentar las condiciones de la investigación sobre la efectividad del plan de estudios;
    • estandarizar las metodologías y los enfoques; y
    • adoptar un enfoque científico colaborativo para abordar las preguntas de relevancia científica y política fundamentales.

Perspectivas


Si bien el plan de estudios no resolverá por sí mismo los desafíos que se enfrentan en la educación temprana, desempeña un papel fundamental para garantizar que los niños, a través de sus interacciones con maestros, otros adultos y niños en el entorno de aprendizaje, experimenten oportunidades de aprendizaje seguras, sanas, reafirmantes y enriquecedoras que promuevan el éxito en la escuela y en la vida.

Más información

Informes relacionados